jueves, 12 de enero de 2012

EL VERDADERO ORIGEN DEL CÁNCER ES LA ACIDEZ

El cáncer es un negocio que genera ingresos multimillonarios a la industria farmacéutica. Los tratamientos quimioterapeúticos son altamente dañinos y solo terminan rematando a la persona enferma costándole una suma millonaria de dinero. Los oncólogos se han convertido en cómplices de aquellos criminales y nocivos tratamientos médicos mortales que ellos saben que están aplicando a sus pacientes es más, mucha gente  debería ser juzgada por atentar contra la vida de los pacientes suministrándoles venenos altamente tóxicos y mortales. La realidad es que durante años la ambición por el dinero tiene a este mundo proliferando esta enfermedad hacia el resto de la humanidad. Existe una cadena minoritaria de personas involucradas en este oculto pero lucrativo delito, políticos, medios de comunicación la industria farmacéutica, alimentaria y los médicos han configurado un programa de destrucción mental.

“Todas las muertes mal llamadas naturales no son más que el punto terminal de una saturación de ácidos en el organismo. Contrario a lo anterior, es totalmente imposible que un cáncer prolifere en una persona que libere su cuerpo de la acidez nutriéndose con alimentos que produzcan reacciones metabólicas alcalinas y aumentando el consumo de agua pura; y que su vez, evite los alimentos que originan dicha acidez, y se cuide de los elementos tóxicos. En general el cáncer no se contagia ni se hereda, lo que se heredan son las malas costumbres alimenticias, ambientales y de vida que lo producen”
Dr. George W. Crile

Aquellos que hemos experimentado la ácidez, acudimos con desesperación a cualquier método para eliminar esa desagradable sensación del organismo. La acidez y la falta de oxígeno en las células es la causa de muchas enfermedades. En 1931 Otto Heinrich Warburg recibió el Premio Nobel por descubrir la causa primaria del cáncer y de casi todas las enfermedades ¿Porqué no se hace masivamente público este conocimiento en todos los medios de comunicación?. Otto Warburg demostró que las células cancerosas crecen en un ambiente ácido. De hecho, las substancias ácidas rechazan el oxígeno; en cambio, las substancias alcalinas atraen el oxígeno. 

Un ambiente alcalino detiene a las células cancerosas en su desesperado arranque de multiplicación, entonces se demostró que el cáncer es anaeróbico y se desarrolla en ausencia de oxígeno libre, es difícil que pueda desarrollarse en un ambiente de pH alto alcalino cargado de oxígeno. De ahí que para Warburg el cáncer, además de innumerables causas secundarias, tenga una causa primaria: La primera causa del cáncer  es el reemplazo de la respiración normal de oxigeno de las células del cuerpo por una respiración celular anaeróbica . Warburg explica que la carencia de oxígeno impide completar adecuadamente el proceso de combustión en la célula por lo que poco a poco se hace imposible la creación de células sanas, quemar energías y eliminar desperdicios. Y en esas condiciones al sistema inmune se le hace cada vez mas difícil resistir los ataques a que está sometido ya que las células y fluidos del cuerpo se intoxican. Obviamente, si permitimos que esa carencia de oxígeno se vuelva crónica el sistema inmune se va agotando y aparece la enfermedad. Los desechos ácidos depositados en algunas áreas u órganos provocarán la muerte de algunas células cuyos desechos se acaban convirtiendo a su vez en ácidos. Cuando el ácido se acumula en alguna zona del cuerpo (con excepción de los fluidos estomacales, que deben ser ácidos para remover la basura metabólica y digerir los alimentos) ésta se vuelve deficiente de oxígeno, algunas células podrían adaptarse a ese ambiente y, en lugar de morir como lo hacen las células normales en un ambiente ácido, aunque eso suponga la aparición de diversas enfermedades, sobreviven convirtiéndose en células anormales. Células anormales que no responden a los procesos biológicos naturales, crecen indefinidamente sin orden e inician un proceso cancerígeno. 

La acidez espesa la sangre y aparece el dolor de cabeza, de pecho, el cansancio, y los resfríos se hacen frecuentes. Si el estado de acidez continúa la sangre, para contrarrestar esa acidez, roba calcio de los huesos dejando poros en estos. Luego se van formando desechos pobres en oxigeno en lugares del organismo que bien pueden llamarse “nidos de cáncer”, en estas condiciones basta un problema psicológico, la pérdida de un familiar, problemas en los negocios o en el trabajo y el cáncer aparece sin falta…así de fácil. Cientos de investigadores en importantes institutos y clínicas han comprobado que las células cancerosas se desarrollan en un ambiente ácido y las células normales o sanas se desarrollan en un ambiente alcalino para poder vivir sanamente. Si permitimos que nuestro organismo siga siendo ácido estaremos en riesgo inminente de contraer cáncer. Manteniendo un nivel alcalino optimo en nuestra sangre nuestras células vivirán totalmente sanas y jóvenes en un ambiente rico en oxigeno. Por tanto si logramos alcalinizar y oxigenar adecuadamente el ambiente donde viven todas nuestras células, las cancerígenas no podrán desarrollarse más y las células sanas vivirán en un ambiente ideal libre de enfermedades. 

El cáncer es un propósito benigno e inteligente del organismo donde las células cancerígenas son mártires que se inmolan en un proceso que intenta librar al cuerpo de una amenaza mayor. Nuestra mente esta creando y moldeando constantemente nuestro cuerpo. Nos encontramos fabricando células madres en nuestra médula ósea y están dirigidas a regenerar nuestros órganos; también se están fabricando  neuronas nuevas.

El cáncer lo causa la contaminación y toxicidad en nuestros cuerpos, las células cancerosas son una respuesta inteligente para tratar de limpiar la toxicidad; esto pertenece a un complejo y maravilloso sistema de autocuración. Las células en un principio comen esas basuras y luego son eliminadas. Si la contaminación aumenta llegan más células. El abuso de comidas chatarra altamente ácidas y tóxicas, concentra demasiadas células y el proceso se sale del control del organismo. En muchos casos el cáncer fueron células madre que pretendían una misión benéfica y terminaron en una acumulación anómala que se salió de control.Cuando en alguna parte del organismo se acumulan desechos ácidos tóxicos en cantidad insoportable para la vida, el cerebro especializa grupos de células para que puedan soportar el ambiente intolerable, puedan vivir allí y logren engullir esos ácidos tóxicos. Estas células – no malignas sino benignas especializadas, que antes sólo podían vivir en un ambiente alcalino rico en oxigeno - , fueron potencializadas por el mismo organismo para soportar un ambiente acido ausente de oxigeno, lograr alimentarse de él y así librar el resto de las células de una intoxicación masiva.Aunque sea la primera vez que se diga, y por raro que suene: “el cáncer es un ejército de células buenas que se sacrifican en un intento por librar al hombre de las consecuencias de su manera irracional de comer, vivir y pensar”. Aquellos que dicen que las células cancerígenas son potencialmente malignas, potentes asesinas y peligrosas, aquellos que las tratan como virus horrendos y asesinos que requieren de venenos atroces y rayos quemantes para matarlas, están lastimosamente equivocados y deben recordar lo siguiente:Las células cancerosas son mucho más débiles que las células normales; sólo pueden utilizar glucosa como alimento y obtienen de ésta 18 veces menos cantidad de energía que las células normales. Vivir en estas circunstancias es una proeza inmensa de la inteligencia corporal. Por tan evidente razón, nuestras células llamadas cancerígenas son células especializadas que tratan de engullir tóxicos. Entonces ¿Por qué tenerle tanto miedo a unas células benignas que tratan de salvarnos?, ¿en dónde radica, entonces el meollo del problema?Muy sencillo: primero, el problema está en nosotros mismos y, segundo, en los conceptos y tratamientos erróneos con los cuales los sistemas oficializados han dado al manejo de esta enfermedad, al considerar que una parte de nuestras células son corruptas, malévolas y asesinas, tratando en vano de asesinarlas indiscriminadamente a todas con rayos mortales y venenos atroces, destruyendo de ese modo cualquier posibilidad de acción salvadora por parte de nuestro sistema inmunológico.

Una vez que el proceso de digestión, los alimentos de acuerdo con la calidad de las proteínas, carbohidratos, grasas, minerales y vitaminas que proporcionan, crea una condición de acidez o alcalinidad del cuerpo: acidificante o alcalinizante. El resultado se mide en una escala llamada pH, cuyos valores están en el rango de 0 a 14 , pH 7 es un pH neutro. Es importante saber cómo afectan a la salud, el ácido y los alimentos alcalinos, como para que las células funcionen adecuadamente y ajustar su pH debe ser ligeramente alcalino. En una persona sana el pH de la sangre es de entre 7,40 y 7,45. Tenga en cuenta que si el pH de la sangre, cayó por debajo de 7, en estado de coma a punto de morir. Entonces, ¿qué tenemos nosotros que ver con esto?. El análisis de la potencia media. Los alimentos que acidifican el organismo: 
• El azúcar refinada y todos los productos (es el peor de todos no tiene proteínas o las grasas o los minerales o vitaminas, sólo hidratos de carbono refinados que el estrés en el páncreas. Su PH es 2.1,o la acidificación altamente). 



• Carne (todas) 
• Leche de vaca y todos sus derivados 
• sal refinada 
• harina refinada y todos los productos (pasteles , galletas, etc.) 
• Artículos de panadería (en su mayoría de grasas saturadas, margarina, sal, azúcar y conservantes) 
• Margarina 
• Gaseosas 
• Cafeína 
• Alcohol 
• Tabaco 
• Medicamentos 
• Cualquier alimento cocido (la cocción elimina el oxígeno y se convierte en ácido), incluyendo verduras cocidas. • Todo lo que contiene conservantes, colorantes, aromatizantes, estabilizantes, etc. 
• Por último,todos los alimentos envasados. 


La sangre no es constante a caer en la auto-regulado acidosis metabólica, lo que garantiza el correcto funcionamiento de las células, optimizando el metabolismo. La agencia debe tener bases alimentos (minerales) para neutralizar la acidez de los metabolitos de la sangre, pero todos los alimentos ya mencionados, ofrecen muy poco y, a cambio del cuerpo desmineralizada (especialmente refinados) 
Tenga en cuenta que en el estilo de vida moderno, estos alimentos se consumen ! 5 veces al día, 365 días al año 


Curiosamente todos estos alimentos nombrado antifisiológicos ... Nuestros cuerpos no están diseñados para digerir toda esa mierda! 
alcalinizante alimentos: 


• Todas las verduras crudas (pero algunos son de reacción ácida en el cuerpo son alcalinizantes, poco acidificantes, pero otros los están llevando las bases necesarias para un equilibrio adecuado) y proporcionar oxígeno crudos, cocidos, no. 
• Las frutas, como las verduras, pero por ejemplo el limón tiene un pH de 2,2, pero en el organismo es altamente alcalinizante efecto ( tal vez el más poderoso de todos). Las frutas proporcionan cantidades saludables de oxígeno. 
• Semillas:. aparte de todos sus beneficios, son altamente alcalinos, como las almendras. 
• Cereales: Los cereales sólo alcalinizante es el mijo, todos los demás son poco acidificantes, pero muy saludable.Todos deben consumirse cocidos. 
• La miel es altamente alcalinizante 

• la clorofila en las plantas (cualquier planta) es altamente alcalino (especialmente el aloe vera). 

• El agua es importante para el oxígeno "la deshidratación crónica es la tensión principal del cuerpo y la raíz de la mayoría de las enfermedades degenerativas, "dice el Dr. Batmanghelidj Feydoon 
• El ejercicio oxigena todo el cuerpo. 



BICARBONATO DE SODIO CONTRA EL CÁNCER 



El doctor Tulio Simoncini, es un oncólogo italiano que afirma que muchos casos de cáncer se resuelven con simple bicarbonato sódico. Si esto es cierto, supondría un revés tremendo para las farmacéuticas, puesto que el precio del bicarbonato es ínfimo. 

Las células cancerosas precisan de un entorno ácido para crecer y desarrollarse (no pueden hacerlo en un medio alcalino) por lo que para contrarrestar rápidamente esa acidificación Simoncini propone utilizar algo tan simple como bicarbonato sódico diluido en agua. Afirma que se logra así detener el crecimiento de los tumores. No sólo asevera que es efectivo sino que apenas tiene efectos secundarios. Y asegura algo más: que la principal causa del cáncer –y de la acidificación- es un hongo, la Candida Albicans, por lo que es básico erradicarlo. 

Simoncini forma parte de la corriente de investigadores que considera que el cáncer no es una enfermedad sino un mecanismo de defensa del organismo cuyo objetivo principal es mantener al ser humano con vida. Y lo que llevaría al enfermo a la muerte, por tanto, sería impedir desde fuera ese proceso curativo interno. “La mejor manera de afrontar un cáncer –sostiene Simoncini- es poner los tumores en contacto con bicarbonato sódico. Mediante la administración oral para el aparato digestivo, enemas para el recto, duchas vaginales para la vagina y el útero, una inyección intravenosa para el pulmón y el cerebro, y la inhalación para las vías respiratorias superiores. Los senos, los ganglios linfáticos y los nódulos subcutáneos con perfusión local. Y los órganos internos con catéteres situados en las arterias (del hígado, páncreas, próstata y extremidades) o en las cavidades (de la pleura o el peritoneo)”.

2 comentarios:

  1. Thanks for your post.
    The Cordyceps Sinensis is a very useful medicine and as read above, it enhances the body mechanisms of human beings. It is of great medicinal value and affects the heart, the liver, the kidney, the lungs, the immunity and the vitality of your body.

    ResponderEliminar